LÍNEA ÍDOLO GUILLERMO VILAS

Vilas usó durante su amplia carrera diversas marcas de indumentaria, pero hubo una muy particular. Fila, Ellesse y Sergio Tacchini fueron algunas de las firmas que pasaron por su guardarropas y fueron transpiradas en los courts de todo el mundo. Sin embargo entre tanta ropa tana Willy mezcló con una puramente argentina. Años en que todavía existía en gran medida la industria nacional, Vilas se calzó la chomba y los cortos de la “línea ídolo Guillermo Vilas” que se fabricó en nuestro país entre el 74 y el 79. Eduardo Puppo (periodista con muchos años de experiencia en el medio tenístico), a quién agradecemos por adelantarnos el siguiente párrafo, lo explica mejor en su libro de próxima aparición “Historia del tenis en la argentina”:

“La empresa Confecciones Tucumán SA puso en el mercado nacional la “Línea ídolo Guillermo Vilas”, con las iniciales GV como logo, compuesta por conjuntos deportivos, chombas, polleras, jeans, camisas, slips, suéters, etc.”

Por su parte Alejandro Diorio, gran coleccionista de raquetas y director de la revista “tenis en pilar”, nos pasó algunas fotos muy interesantes:

Algunas imágenes de nuestro campéon de cuatro GS con la camiseta que diseñó “Confecciones Tucumán SA”:

Año 1980 por Copa Davis ante Checoslovaquia.

MUNDO VILAS: SPRINGFIELD 1977

El año 1977 fue sin dudas el mejor en la carrera tenística de Guillermo Vilas. En ese período ganó infinidad de torneos, incluyendo dos Grand Slams (RG y el US Open) y dos veces Buenos Aires* (?). Pero como  todo tiene un final, también tiene un principio, el primer torneo que ganó Vilas en ese año fue Springfield. La localidad que en los 90s cobijó a Homero Simpson y su flia, en los 70s vio campeonar al gran tenista marplatense. Gracias a esta producción de El Gráfic*, podemos apreciar un poco de aquellos gloriosos años para el tenis argentino.

La Tapa

No es un personaje de Sean Penn

Vieja, ¿a que no sabes de donde te estoy llamando?

El centro cívico, años después la escuela de Bart y Lisa (?)

La zurda mágica golpeando a la carrera.

Tampoco era cantinflas interpretando a un tenista, era el mismísimo Willy.

Agradecemos a Raúl Adrián Forte por las imágenes.